Valle de Curicó

curico

"Sí señor... el vino puede sacar cosas que el hombre se calla; que deberían salir cuando el hombre bebe agua”

Alberto Cortez, Cantante y Poeta Argentino.

A unos 220 kilómetros al sur de la capital Santiago, se extiende el Valle de Curicó, a. En esta zona el clima es mediterráneo moderado, con días calurosos en el verano y noches frías-húmedas. Los inviernos están bajo la influencia de la zona de alta presión del Pacífico, lo que se traduce en precipitaciones de aproximadamente 720 mm anuales. Sobre los suelos se puede decir que son planos, erosionados, ricos en minerales y con una buena permeabilidad. En esta zona se encuentra la superficie de cultivo de cepas de vino blanco más grande del país. Se cultivan aquí cabernet Sauvignon, Sauvignon Blanc, Merlot y Chardonnay.

Viña Miguel Torres

En 1979, Don Miguel Torres Carbó adquirió una pequeña bodega en Curicó. Hoy en día, sienten orgullo de haber sido la primera firma inversora extranjera que apostó por el Valle Central de Chile. Viña Miguel Torres es visitada cada año por miles de turistas nacionales y extranjeros, quienes recorren las bodegas, sala de barricas y viñedos. Además de poder degustar los mejores vinos de la viña y deleitarse con la excelente gastronomía que ofrece Restaurante Torres en el mismo lugar.

Viña Alta Cima

Es una empresa familiar que tiene como principios fundamentales: la excelencia, tanto en sus productos como en su operación y que refleja la altitud de mira en la que se inspiran sus enólogos para la producción de sus vinos. En el año 2000 terminaron de construir su propia bodega, Viña AltaCima. La bodega  proyecta un equilibrio armónico entre arquitectura y paisaje e integra los más recientes avances del mundo enológico y medio ambiental. Los racimos son cosechados manualmente por personal especializado quienes pre-seleccionan las uvas en los viñedos.

Viña Valdivieso

Se destaca por ser la primera viña de Sudamérica destinada a la producción de espumosos. Dentro de la búsqueda de las mejores cepas, la viña ha desarrollado una amplia cantidad para cada una de sus líneas de vinos, alcanzando una consistencia cualitativa pocas veces encontrada para un conjunto tan amplio de cepas y tipos de vinos. Por otro lado, la búsqueda de los mejores terroirs no sólo apunta a lograr que cada una de las cepas exprese su potencial, sino que también tengan características distintivas y especiales dentro de la búsqueda de nuevos aromas y sabores. La bodega es donde se llevan a cabo los procesos de vinificación, incluyendo la de los vinos bases para la champaña. Un excelente centro de visitas y catas acoge a nuestros visitantes, permitiéndoles conocernos más y degustar nuestros vinos.

Viña Echeverría Family Wines

A comienzos del siglo XX, la familia Echeverría estableció sus actuales viñedos en Molina, Valle de Curicó, el corazón vitivinícola de Chile. Desde ese entonces Viña Echeverría ha producido uvas de las mejores cepas de origen francés pre-filoxérico, y elabora vinos finos en el mismo lugar. En 1992, Viña Echeverría comenzó a comercializar sus vinos en todo el mundo con su propia etiqueta, la cual lleva el nombre de la familia.

Viña Millaman

La producción de vinos se remonta varios siglos atrás con la llegada de los conquistadores españoles, quienes quedaron asombrados por la belleza y condiciones privilegiadas que se dan en Peteroa, lugar donde se instala la Hacienda El Cóndor, en el valle de Curicó. Al visitar la viña podrá ver los viñedos, plantaciones de olivos, bodega de vinos y de aceites de oliva, degustación de diferentes vinos dependiendo del interés de los visitantes y de la temporada, ver la maravillosa casa patronal, que data desde el siglo XIX, pasando por la moderna bodega de vinificación que fue construida en el mismo lugar donde se encontraba la original.

Viña San Pedro

Fundada en el año 1865, Viña San Pedro es hoy una de las mayores y más antiguas exportadoras de vino chileno y una de las viñas más importantes del país. El viñedo principal, la bodega y la centenaria cava subterránea de San Pedro están ubicados en Molina, 200 Km. al Sur de Santiago. Aquí, San Pedro posee uno de los paños de viñedo más extensos en América Latina, con 1.200 hectáreas. Fue elegida recientemente como la Viña del Nuevo Mundo. Un reconocimiento al desempeño que ha logrado en sus distintos mercados, donde se ha destacado por su dinamismo, innovación y su excelencia enológica. Este premio reafirma la importancia que Viña San Pedro ha adquirido en el escenario vitivinícola mundial, confirmando a Chile como un productor poderoso y diverso del Nuevo Mundo. Su porfolio incluye las marcas Cabo de Hornos, Kankana del Elqui, Tierras Moradas, 1865 Single Vineyard, 1865 Limited Edition, Castillo de Molina, 35 SUR y GatoNegro, que gozan de un vibrante éxito en los mercados más competitivos.